Susana Díaz, obligada a pactar con PP o con Podemos para gobernar. Primera visita a @elespanolcom

En mi primera visita al periodico digital el español, veo esta encuesta, que viene a ratificar lo que ya se ve desde hace tiempo. Parece claro que el panorama electoral es complejo y obligará a pactos.

http://www.elespanol.com/actualidad/susana-diaz-obligada-pactar-con-pp-o-con-podemos-para-gobernar/

Sondeo Andalucía

El estudio de Jaime Miquel y Asociados para EL ESPAÑOL augura una victoria del PSOE en las elecciones andaluzas con 1.147.458 votos. Una cifra que supondría el 30,6% de los votos válidos y otorgaría a los socialistas 40 escaños en el Parlamento andaluz. El Partido Popular lograría tres puntos menos con 1.043.229 votos válidos y 36 escaños. Podemos sacaría hasta 22 escaños con un 18,9% de los votos. Casi el doble que Izquierda Unida, que apenas lograría tendría 10 escaños y un 9,7% de los votos. UPyD entraría en el Parlamento con un escaño y 151.508 sufragios y Ciudadanos y el Partido Andalucista se quedarían fuera con algo menos de 100.000 votos en esta elección.

Esta estimación se calcula teniendo en cuenta los antecedentes electorales y las encuestas publicadas en Andalucía y en toda España sobre la base de una participación mínima equivalente a la de las autonómicas de 2012. Aquí puedes ver nuestros datos y más detalles sobre nuestro método.

1. Terremoto político desde 2008.

El mapa político andaluz ha sufrido una transformación profunda desde 2008. El PSOE retrocede más de un millón de votos y 16 escaños. El PP cede 690.000 votos y 10 escaños. El ciclo electoral que formaron las municipales y autonómicas de 2007 y las generales de 2008 reflejó los valores máximos del bipartidismo en España. IU se mantiene en un umbral de voto similar al que obtuvo en aquella convocatoria de 2008 aunque con cuatro escaños más por el batacazo del PP y PSOE. Podemos, en cambio, irrumpe de la nada con más de 700.000 votos y 22 escaños doblando la posición de IU y pisándole los talones al PSOE y al PP.

2. El fin del bipartidismo.

Hay una lucha entre el PSOE y el PP por ser la lista más votada y eso debería elevar la participación al menos cinco puntos más. Pero esa pugna está muy lejos de la de las elecciones del 2008. Entonces ambos partidos rozaron los cuatro millones de votos y los 103 escaños. Hoy rondan apenas dos millones y 77 escaños. El bipartidismo llegó a representar en Andalucía el 86,9% de los votos válidos en 2008. Hoy sólo supone un 58,4% pero está por encima de lo que el CIS dibuja para España: un 49,7% de votos válidos para el PP y el PSOE.

3. Por qué el PP lo tiene muy difícil.

En contra del PP juegan las candidaturas de Ciudadanos y UPyD, cuyos votos se anulan al no formar una candidatura única. UPyD lograría un diputado por Málaga y cuenta con un considerable despliegue territorial en Andalucía que Ciudadanos no tiene. Aun así, los dos partidos sumarán por separado casi 250.000 votos que no irán a parar al PP.

4. Los problemas del PSOE.

En su contra del PSOE juega el auge arrollador de Podemos, que podría lograr un 18,9% de intención de voto y que tiene margen para progresar aún más a costa del partido en el Gobierno andaluz. Aunque quizá, según se tense la campaña y el debate se centre en el PP y el PSOE, los socialistas podrían frenar ese avance.

5. El destino de UPyD, Ciudadanos y PA.

Tanto UPyD como Ciudadanos se anulan. El partido de Rosa Díez consigue representación por Málaga y está cerca de conseguirla en Sevilla. Pero la tendencia al alza de Ciudadanos y su líder Albert Rivera no beneficia a UPyD. Estas elecciones darán la medida del alcance del desencuentro de estos dos partidos y de la posibilidad de que alguno de los dos puedan llegar un día a reemplazar al PP. El Partido Andalucista, por su parte, está muy lejos de volver al Parlamento andaluz. Entre los tres partidos sumarán casi 350.000 votos y sólo uno tendrá representación: el escaño por Málaga de UPyD.

6. Lo que ocurrirá después.

Nuestra estimación augura que la suma de PSOE e IU no lograría la mayoría absoluta. Se quedaría a cinco escaños de los 55 necesarios y no sería viable la fórmula de gobierno que ha funcionado desde 2012 y que ha desencadenado este adelanto electoral. El PSOE en solitario podría perseguir la abstención de IU y Podemos, que deberán medir muy bien sus pasos para no hipotecar su estrategia en este año electoral.

Entre el PP y el PSOE hay una diferencia de 100.000 votos. No es descabellado un escenario en el que el PP sea el partido más votado. Sucedió en 2012 y entonces no existía Podemos. ¿Ayudará Podemos a Susana Díaz en la investidura para que no gobierne Juan Manuel Moreno? Por ahora no lo sabemos. Nuestra estimación sí indica que el PSOE ganará a Podemos en Andalucía. Pero el resultado actuará como un factor promocional para las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo.

7. La abstención, la gran olvidada.

Esta estimación contempla los números antes de que empiece la campaña. Si las elecciones se celebraran el primer día de febrero, se abstendrían casi dos millones y medio de votantes: unos 750.000 electores más que en 2008 y cerca de un 40% de la población. Un dato aún más significativo que el de la irrupción de Podemos en el Parlamento andaluz. Esa estimación de abstención irá mermando según avance la campaña por la pugna entre el PSOE y el PP por quedar primeros, por el auge de Podemos, por la tendencia al alza de Ciudadanos y por la presencia de UPyD. Al menos votarán unas 300.000 personas que hoy por hoy no lo tienen previsto y la participación rozará el 70%.

8. El efecto de la legislación electoral.

El PSOE perdió 600.000 votos y sólo nueve diputados en 2012 con respecto a las elecciones del 2008. El mal resultado del PP y el pacto con IU enmascararon este batacazo. Perder 600.000 votos le costó sólo nueve diputados. En cambio, Podemos obtendría ahora 22 escaños con 700.000. Son los efectos de una legislación electoral que hay que tener en cuenta para analizar cualquier proceso electoral. Ahora sucederá lo mismo. Susana Díaz perderá 400.000 votos y sólo siete diputados mientras que IU sacará casi los mismos votos que pierde Díaz y ganará 10 escaños. Provincias como Sevilla y Málaga están sobrepresentadas en beneficio de Jaén, Almería o Córdoba. Con una distribución más proporcional de los escaños según la población, UPyD consolidaría sus escaños en Sevilla y Málaga.

9. Andalucía, clave para mayo.

Andalucía es un lugar electoralmente complicado. Más complejo que Cataluña desde el punto de vista electoral y con una influencia muy grande sobre el territorio español. El PSOE ha sido hasta ahora el partido hegemónico. Pero esta vez la irrupción de Podemos perfilará la campaña de las elecciones municipales y autonómicas y condicionará cualquier escenario poselectoral. Nuestra estimación refleja el fin del bipartidismo. La distancia en número de escaños será mínima entre el PSOE y el PP porque Podemos irrumpe con fuerza y disputa la primera plaza. En otras palabras, nadie tendrá mayoría absoluta. Sólo nos quedaría por despejar una hipótesis remota: que Podemos pierda fuelle y el PSOE se sitúe en torno a los 45 escaños. En ese caso, los 10 diputados de IU serían suficientes para reeditar un acuerdo como el actual.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s