Alfonso, claro y contundente en la e-revista de @amytsmedicos: CON FIRMA. “Me van a matar a disgustos”, por Alfonso López García de Viedma

http://amyts.es/con-firma-van-matar-disgustos-por-alfonso-lopez-garcia-de-viedma/

CON FIRMA. “Me van a matar a disgustos”, por Alfonso López García de Viedma

0

111 Alfonso López de Viedma 3x3 cmPues sí, como sigan ustedes así van a acabar matándome a disgustos. Hace una semana eran las penosas declaraciones televisivas de todo un ministro de Sanidad las que me dejaron sin cenar, pues daba unos consejitos y unas recomendaciones a la sufrida población realmente sorprendentes, que “no acudiesen a las urgencias hospitalarias para no colapsarlas y que acudiesen a los centros de salud y a los SAR, que ahí no hay problema en que se colapsen”, faltaría mas, para eso es la puerta de entrada del sistema público de salud. Y sin tiempo casi de recuperarme, me cae encima una semanita para olvidar, y que no es otra que la semana final para presentar los certificados necesarios para poder participar en el concurso de traslados recientemente  convocado, tan deseado y esperado por todos… Y  lo que ha hecho es que ni coma ni cene, no he tenido ni tiempo ni ganas, y eso en mí, que soy muy poquita cosa y de por sí como poco, es muy grave: va a acabar conmigo.

No se pueden hacer peor las cosas de como las han hecho, ni una cosa bien; peor imposible, vamos que ni que lo hubiesen hecho aposta… O igual sí que lo han hecho a posta, no sé, esta duda me corroe.

Es que no han acertado en nada, ni desde el principio, cuando eligen la fecha de la convocatoria, en plenas navidades (¡¡¡ pero a quien se le ocurre hombre!!!), en una fecha en la que el personal está pensando en disfrutar estas fiestas con los amigos y la familia, en las que abundan los encuentros y reencuentros con el hijo que vuelve a casa por navidad, se organizan cenas, se preparan regalos, se espera le llegada de los Reyes, la gente está feliz, intenta olvidar problemas y dice aquello de año nuevo, vida nueva, pues hala, van ustedes y ¡toma!, convocan un concurso el 7 de enero, provocando la ansiedad y la preocupación en una gran cantidad de profesionales. Vamos, que como preveían unas fiestas cargadas de dulces, pues qué mejor cosa para amargarlas un poco que publicar el concurso… Han estado ustedes sembrados, les felicito.

Pero aquí no acaba la cosa, es más, empeora, empieza un mes de verdadero calvario para los profesionales implicados, un mes donde la gente ha estado absolutamente desinformada y, lo que es peor, mal informada, no se sabe dónde pedir los certificados, cuáles, en qué área (en la antigua, en la única, en Madrid, en otras Comunidades, en Sagasta), se pide el MIR o no se pide, no hace falta pedir nada si ya lo tienen, etc,etc.  Hay mucha dudas y preguntas  que no son respondidas, no hay forma de obtener respuestas, las secretarías están desbordadas, los teléfonos echan humo y comunican constantemente y la gente se desespera.

Y sigue empeorando, se está acabando el plazo para presentar los papeles y la gente no recibe los certificados, empiezan los nervios y los escritos comunicando este hecho y, cuando al fin empiezan a a aparecer, ya se monta el lío total, es un caos.

Existen innumerables irregularidades, fallos en los tiempos certificados, en unos faltan periodos de trabajo y en otros sobran, hay gente que le han puesto 10 años menos y a otra le han puesto de más, tanto que parece que lleva trabajando desde la EGB, hay errores en los tiempos, en la valoración del MIR, en los periodos de permanencia en el último destino… Y por si todo esto fuese poco, se permitan estos señores el atrevimiento de hacer cosas ilegales como no contabilizar los días de huelga, y como veo que no conocen las leyes me permito el detalle  de ilustrarles “los días en los que el trabajador participa en una huelga legal son computados como antigüedad a todos los efectos” ya que se trata de una ausencia justificada, en el ejercicio del derecho constitucional a la huelga contenido en el articulo 28 de la Constitución Española. El contrato, o en este caso el nombramiento, sigue vigente, y si bien se suspenden algunos efectos, no así el de su duración, algo que sólo se detendría en caso de extinción.  Así se pronuncia pacíficamente la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y del Supremo en innumerables sentencias.

No contentos con esta ilegalidad, se permiten rizar el rizo aún más y ya se salen, aquí lo bordan, desde el principio están cometiendo otra ilegalidad, y es que no pueden obligarnos a presentar documentación que ya tienen en su poder, nombramiento, toma de posesión, último destino, situación administrativa, incluso los servicios prestados y, por si no se han enterado, tengo el placer de decirles que existe normativa en la que queda muy claro que la Administración no nos puede exigir presentar documentos que ya le constan a ellapor si no la conocen, extraigo dos parrafitos de nada:

La Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común establece, en su artículo 35.f, “el derecho del ciudadano a no presentar aquellos documentos que se encuentren en poder de la Administración“, y en su artículo 45.1, que las Administraciones Públicas impulsarán el empleo y aplicación de las técnicas y medios electrónicos, informáticos y telemáticos para el desarrollo de su actividad y el ejercicio de sus competencias.

Más recientemente, la Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos, regula, en su artículo 6.2.b, entre los derechos de los ciudadanos, el de “no aportar los datos y documentos que obren en poder de las Administraciones Públicas, las cuales utilizarán medios electrónicos para recabar dicha información siempre que, en el caso de datos de carácter personal, se cuente con el consentimiento de los interesados en los términos establecidos por la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal, o una norma con rango de Ley así lo determine, salvo que existan restricciones conforme a la normativa de aplicación a los datos y documentos recabados. El citado consentimiento podrá emitirse y recabarse por medios electrónicos”.

Es evidente que contamos con un Administración prepotente y dictatorial que hace lo que le da la gana, cuando quiere saca normas o inventa leyes que le benefician, y cuando quiere incumple leyes o normas vigentes que le perjudican… ¡Qué gusto, qué maravilloso es el poder, hacer lo que uno quiere sin que nadie te llame al orden! Reconozco que en el fondo me dan envidia, cómo me gustaría ser como ellos aunque solo fuese por un día, pero solo un día, no sea que me gustase y me cambiase de bando.

Unificar en una Gerencia Única lo que no ha sido nunca único, y mantener aún las estructuras de las 11 gerencias, con departamentos de personal, nóminas, etc, etc, provoca, como hemos comprobado, numerosos problemas.

Todas estas irregularidades nos han obligado a estar constantemente presentando escritos, solicitudes, recursos, yendo y viniendo, perdiendo tiempo, haciendo colas interminables, desesperándonos y padeciendo una carga emocional que no nos merecíamos. Es una falta absoluta de respeto y consideración a unos profesionales que no se puede tolerar, es un trato vejatorio que no debemos permitir, ¡¡¡que somos médicos, coño!!!, y que sin ánimo de ofender a nadie ni menospreciar a nadie, creo que nos hemos ganado un respeto y que merecemos ser tratados como lo que somos y representamos. No lo olvidemos, somos esos magníficos profesionales que todos los días abrimos de par en par las puertas del famoso sistema público de salud, somos esos magníficos profesionales que año tras año salimos estupendamente valorados en las encuestas de satisfacción de las que viven y se alimentan nuestros políticos, tenemos responsabilidad, ética, dignidad y profesionalidad, ejercemos la más bonita profesión, las mas humana, la mas vocacional, la mas importante, la mas necesitada, ayudamos a traer la vida al mundo, prevenimos enfermedades, diagnosticamos, tratamos y acompañamos a nuestros pacientes en el final de su vida proporcionándoles una muerte digna.  ¿Alguien da más ?

No estamos dispuestos a ser tratados peor que en nuestra época estudiantil. Lo que hemos vivido este proceso, por unos motivos u otros, es de juzgado de guardia, no podemos ni debemos callarnos, no podemos permitir que se vuelva a producir otro concurso de traslados en el futuro como éste, es algo que tiene que quedar arreglado para siempre, para que todos los compañeros que alguna vez en su vida tengan que presentarse a un concurso de traslados no sufran ni padezcan lo que han sufrido los actuales.

Es una obligación que tenemos como profesionales y como seres humanos, es una obligación moral. Callarnos ahora y no manifestarnos es aceptar la humillación. el abuso de autoridad y la prepotencia. Yo me rebelo, no puedo con ello.

En fin, que como suele pasar siempre, se acumulan en los momentos finales de legislatura los trabajos que deberían haberse realizado en los años anteriores. Ya sé que ahora hay oposiciones, traslados, interinidades, plantillas y muchas cosas más, pero ¿no se podían haber secuenciado mas correctamente? No, claro, es que ahora hay elecciones, no me había dado cuenta, cada día estoy mas torpe, debe ser cosas de la edad, que ya voy para los 64…. Por cierto ya que están tan generosos, ¿por qué no incluyen el desbloqueo de la carrera profesional? Es una vergüenza la situación por la que están pasando muchísimos compañeros que trabajan codo con codo con los que sí la cobramos, es una vergüenza y una injusticia, y como es su costumbre, un nuevo maltrato a los profesionales.

Ya estoy acabando, pero antes quisiera pedirles un favor personal: no sigan dándome estos disgustos. Como decía al principio de mi carta, me van a matar, y veo que  no voy a llegar al año 2016, año de mi jubilación. Jubilación por otra parte absolutamente deseada, sentida y necesitada, se lo debo a ustedes, después de sufrirles muchísimos años, haber soportado, humillaciones, mentiras, provocaciones, insultos,engaños, incumplimientos, ilegalidades, mal trato, vejaciones y, sobre todo, una falta de respeto absoluta y total hacia mi persona. Han conseguido quitarme la ilusión por seguir ejerciendo esta maravillosa profesión, casi 40 años; se dice pronto. Ustedes no quieren ni saben dialogar, no quieren ni saben cambiar, les gusta mandar y ordenar…

Habrán conseguido que me marche, sí, pero me iré con la cabeza alta, con la satisfacción del deber cumplido, con la sensación  de haber luchado toda mi vida contra las injusticias, el abuso y el maltrato. Y creo que me iré  con el respeto y cariño de mis pacientes y con el respeto y cariño de mis compañeros, como creo que eso no lo podrán decir ustedes cuando abandonen sus puestos de trabajo. No, no lo creo, estoy seguro.

Reciban un saludo.

Alfonso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La visión crítica de un médico sobre el "sistema". Dar opinión y comentar la información, sobre todo sanitaria, pero no exclusivamente. Me interesa lo que sucede y el entorno.

A %d blogueros les gusta esto: