SOBERBIA: valorarse uno mismo por encima de los demás. La falta de autocrítica de los partidos perdedores impide su regeneración

http://www.elmundo.es/opinion/2015/03/23/551066fd22601da3778b4582.html

“ESPERO QUE el presidente del Gobierno haya tomado nota”. Esta frase de ayer es de Susana Díaz, en plena borrachera de una euforia, probablemente excesiva, tras su victoria en las elecciones andaluzas. En cambio, la suscribirían con seguridad todos los ciudadanos identificados con el reformismo liberal de centro-derecha que todavía confían en el Partido Popular como la organización con cuadros de calidad que enhebre un discurso creíble de regeneración de la vida pública y emprenda la acción política que hace falta para desarrollarlo. Si aún había potenciales votantes del PP que mantenían esa fe, Mariano Rajoy les dio ayer motivos para perder la esperanza.

El presidente rechazó en el Comité Ejecutivo del partido cualquier atisbo de autocrítica por el desastroso resultado en Andalucía, en el que tiene una responsabilidad directa, y mantuvo una posición refractaria a acometer la renovación en profundidad que necesita el PP. La ausencia de 12 barones -entre ellos, Núñez Feijóo y Alberto Fabra– supone un gesto inequívocamente de protesta hacia la dirección e indica hasta qué punto las maneras de ejercer el liderazgo de Rajoy se han extendido a una organización marcada por la opacidad y la ausencia de debate interno.

La reacción del PP debería ser inmediata si no quiere seguir sumido en una espiral que le impedirá presentarse como un partido sólido

Rajoy ha fiado todo su caudal político a la recuperación económica, de cuyos efectos ya no duda ni el principal partido de la oposición. Sin embargo, la formación que sostiene al Gobierno adolece de un relato nítido y de una estrategia política potente y coherente, pese a contar con el aval de una mayoría que le permite dotar de estabilidad toda su acción institucional. El PP no sólo tiene un problema de falta de piel. Renunció a los pilares liberales de su programa sin la menor empatía hacia sus votantes tradicionales y sin la sensibilidad que requería la crisis con los ciudadanos afectados por los ajustes. Los resultados del PP andaluz, tras dejarse 17 escaños y 500.000 votantes desde 2012, son la prueba del desgaste. Porque ya no son los sondeos ni las elucubraciones de café las que señalan el tancredismo de Rajoy, sino la ausencia alarmante de reflejos para admitir los errores propios y para analizar con pragmatismo y frialdad, sin engreimiento, el auge de Ciudadanos, que podría haber arrebatado a los ‘populares’ casi un tercio de su electorado en Andalucía. La reacción del PP debería ser inmediata si no quiere seguir sumido en una espiral que le impedirá presentarse como un partido sólido para acometer las reformas pendientes. El inmovilismo ya no basta: hay que pasar a la acción. En caso contrario, corre el riesgo de encogerse y abonar el terreno para que España caiga en un mapa político a la italiana.

Porque Ciudadanos no sólo se va a nutrir del voto desencantado del centro-derecha, sino que, tras el nuevo espectáculo de personalismo ofrecido ayer por Rosa Díez, será también quien enarbole en solitario la bandera de la regeneración democrática. La líder de UPyD, que suscitó fundadas esperanzas con la creación del partido, demostró de nuevo que, para ella, la disidencia interna sólo merece la purga, como en el caso de Sosa Wagner, o la indiferencia. A pesar de las razonables críticas de Fernando Maura, Álvaro Anchuelo, Toni Cantó, e incluso de su virtual ‘número dos’, Irene Lozano, Díez volvió a dejar claro que el partido es ella y que no piensa compartir protagonismo con nadie, en un ejercicio de aislamiento -similar al de Rajoy- propio de quienes consideran que su figura es más importante que los principios por los que trabajan el resto de militantes de UPyD. Lejos de esta megalomanía, pero también de los ciudadanos, IU ha vuelto a acreditar su incapacidad para aglutinar el voto útil, que antaño le arrebató el PSOE y ahora, Podemos. Magro futuro para una coalición postrada en la irrelevancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s