Es fácil. Derogar las dos leyes que lo permiten. Cifuentes quiere blindar el ‘no’ a ‘externalizar’ más

http://www.diariomedico.com/2015/05/04/area-profesional/sanidad/cifuentes-quiere-blindar-no-externalizar

Cifuentes quiere blindar el ‘no’ a ‘externalizar’ más

Hace casi dos décadas que PP, PSOE, CiU, PNV y CC unieron fuerzas en el Congreso para aprobar la Ley 15/1997 de Nuevas Formas de Gestión del SNS. Un artículo único de apenas tres párrafos lo bastante ambiguos como para dar cabida a toda suerte de fórmulas de gestión directa e indirecta de hospitales y centros sanitarios.

Casi dos décadas que la práctica totalidad de autonomías han utilizado para desarrollar variopintos modelos de gestión que están muy lejos de poder simplificarse con la dicotomía tradicional de hospital externalizado o no externalizado.

Tal es el caos actual de modelos que conviven incluso en una misma autonomía que los propios responsables políticos no terminan de tener siempre claro el régimen jurídico de cada centro o, al menos, no terminan de acertar al trasladarlo a la población.

  • Infanta Leonor, Infanta Cristina, Infanta Sofía, Hospital del Tajo, Hospital del Henares y del Sureste dejarán de ser empresas públicas y copiarán el modelo del Puerta de Hierro

¿Un mensaje claro?
Esto es al menos lo que sucedió la pasada semana cuando la candidata popular a la presidencia de Madrid, Cristina Cifuentes, trató de lanzar un claro mensaje electoral prometiendo -según dijo inicialmente- “integrar en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas)” a los seis hospitales que estuvieron inmersos desde hace dos años en planes de externalización (finalmente paralizados por los tribunales tras intensa polémica y mareas blancas), los hospitales Infanta Leonor, Infanta Cristina, Infanta Sofía, del Tajo, del Henares y del Sureste.

Para mayor confusión, el mensaje de Cifuentes, erróneo de base al trasladar la idea de que estos hospitales no pertenecen al Sermas (sí pertenecen, tal y como posteriormente tuvo que aclarar la propia Consejería), se aderezó además con toda suerte de errores de los propios medios de comunicación, que en muchos casos trasladaron la idea de que el compromiso de Cifuentes pasaba por revertir por completo la externalización de todos los centros de gestión privada de los que dispone Madrid.

A la confusión ayudaron también las palabras de Cifuentes, al afirmar que todavía tenía que “encontrar la fórmula jurídica” para formalizar ese cambio y que, en cualquier caso, su voluntad no era un guiño a la oposición para un posible pacto.

  • Los servicios no sanitarios seguirán, como hasta ahora, en manos privadas,y el personal sanitario optará a la estatutarización voluntaria

Tampoco sirvió para aclarar ideas que el mensaje de “integrar en el Sermas” a estos hospitales llegase en boca de Cifuentes mezclado con la idea de convertir en interinos a 5.000 eventuales de los citados centros, haciendo pensar que se trataba de un nuevo proceso específico para el personal de esos hospitales, en lugar del ya anunciado para el conjunto del personal sanitario en Madrid.

La avalancha de comentarios de médicos que recibió la propia Cifuentes en las redes sociales, que se preguntaban si los citados hospitales no formaban parte de la red pública y del Sermas, y la confusión generada por los propios medios, ha obligado a nuevas explicaciones por parte de los responsables del PP para tratar de aclarar el mensaje real del anuncio electoral.

Mensaje electoral
Fuentes populares explican que la idea real de Cifuentes tan sólo era lanzar un mensaje de tranquilidad a la población y a los profesionales garantizando que se abandona por completo la idea de externalizar la gestión de la asistencia sanitaria en los citados hospitales y, para mayor compromiso con esta idea, los citados centros dejarán de ser empresas públicas con personalidad jurídica propia y pasarán a formar parte del grupo de hospitales de gestión tradicional, aun cuando la gestión de lo no sanitario en estos hospitales siga en manos privadas, tal y como lo está ya actualmente.

Es decir, adoptarán un modelo igual que el del Hospital Puerta de Hierro, un centro sin personalidad jurídica propia que utilizó la fórmula PFI para la construcción y servicios no sanitarios (que son gestionados por una empresa privada concesionaria que recibe un pago anual a cambio de la Comunidad de Madrid), y el modelo tradicional de gestión directa de los servicios sanitarios y el personal (que dependen y son gestionados directamente de la Comunidad de Madrid).

Futuro del personal
¿Qué ocurrirá con el personal de estos centros al extinguirse la empresa pública? Los que ya fueran estatutarios, seguirán siéndolo, y los que fueran personal laboral de la empresa pública pasarán, sin más, a ser personal laboral, pero de la Comunidad. Se les permitirá, además, la posibilidad voluntariamente de pasar a ser estatutarios. El personal no sanitario seguirá sin cambios.

Es decir, el único cambio real es la pérdida de personalidad jurídica de estos centros, el dejar de ser empresas públicas, lo que les impedirá, por ejemplo, disponer de ingresos propios (por convenios de I+D, atención a accidentes de tráfico, etc.). Lo que obtengan por esta razón pasará a la caja de la Comunidad como ocurre en los centros de gestión tradicional.

También se perderían ciertas ventajas en las formas de contratación que solían tener las empresas públicas que, con todo, se han ido perdiendo ya con la reforma de la Ley de Contratos Públicos.

Eduardo Raboso, portavoz de Sanidad del PP en la Asamblea de Madrid, explica a DMque la proliferación de modelos de gestión estuvo vinculada a las necesidades económicas del momento y reconoce que, “ahora que la economía va mejor y que podemos pensar más allá de pagar facturas, es momento de plantearse cambios en la gestión, quizá simplificando el abanico de opciones”.

Demasiados modelos diferentes de gestión

EnMadrid conviven muchos modelos de gestión hospitalaria. Hay centros tradicionales, sin personalidad jurídica propia, de gestión directa de la asistencia y de los servicios no sanitarios, como La Paz.

Hay hospitales sin personalidad jurídica, de gestión directa de la asistencia, pero con gestión indirecta de lo no sanitario, que dejan en manos privadas la financiación de las obras del hospital y de los servicios no sanitarios a cambio de un pago anual de la Comunidad, como el Hospital Puerta de Hierro.

A este modelo se sumarían, si Gobierna el PP, los hospitales Infanta Leonor, Infanta Cristina, Infanta Sofía, del Tajo, del Henares y del Sureste, que son empresas públicas, esto es, entes con personalidad jurídica propia, que tienen externalizados tan sólo los servicios que no son sanitarios.

Concierto singular
Hay centros con personalidad jurídica propia sin nada externalizado, como el Hospital de Fuenlabrada (empresa pública) y Alcorcón (fundación). También hay hospitales con concierto singular, como la Fundación Jiménez Díaz, es decir, privados incorporados a la red pública.

Finalmente, existen hospitales de concesión completa al sector privado, esto es, en los que una empresa privada gestiona tanto los servicios sanitarios como los no sanitarios a cambio de un pago de la Comunidad, como es el caso de Valdemoro, Torrejón, Móstoles, Rey Juan Carlos y Collado Villalba.

Fuentes del PP afirman que, de momento, salvo el cambio en los citados seis hospitales, no se prevén más modificaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s