Unas reflexiones tras el 24M. ¿Que pasará ahora con los pactos de Gobierno? Muchas incógnitas y poca certeza.

Ahora llega la hora de los pactos, de retratarse los unos y los otros, de demostrar cintura, de pisar el charco y no mancharse, de nadar y guardar la ropa. Veamos. Tanto el PP como el PSOE necesitan apoyos para poder configurar gobiernos, aunque sean poco estables. Podemos y Ciudadanos son las muletas en la que apoyarse. Pero si se decantan claramente con los unos o los otros, es decir si apoyan a los que han denominado “casta”, o no hacen un acuerdo de máximos como el que han pedido en Andalucía, se caen con todo el equipo.

Pienso que estas dos muletas quieren llegar íntegras a las elecciones generales, limpias, impolutas, sin el más mínimo manchurrón por pegarse a los partidos de la corrupción y todo los que hemos visto estos años. Solución: dejarán gobiernos en minoría de los más votados, y cuando lleguen vírgenes y puros a las generales, verse aupados a lo más alto, posiblemente con posibilidades reales de ser alternativa al bipartidismo clásico, convirtiéndose en el bueno bipartidismo. Entonces ya sacarán sus verdaderas intenciones a relucir, y darán el golpe definitivo. Mientras, los dos de siempre seguirán a lo suyo, metiendo recortes, aplicando apretones de cinturón a todos, subiendo impuestos, con sus coches oficiales, sus asesores, sus macroestructuras de partido, su financiación pública, su habitual gobierno desde la burbuja, vamos más de lo mismo. Y esto seguirá haciendo más profunda su tumba, pues en las generales necesitarán mucho espacio para enterrar a todos los que se caerán tras su dramático final.

Ya en este camino han muerto dos organizaciones, una de ellas IU, histórica, devorada por Podemos. La otra UPyD autodestruida por su postura de preservar su integridad y no mezclarse con quién al final también los ha devorado, Ciudadanos. En este camino, ya han caído dos, y vamos a la siguiente etapa, esa en la que los clásicos pueden pasar a ser meros comparsas. Es posible que esté exagerando, lo sé, pero de no mediar la cordura, la regeneración, el sentido común, y el quitarse esas gafas negras que impiden ver la realidad, vamos a ello.

Quedan apenas 6 meses para las elecciones generales y salir de dudas. Veremos si estos días de llantos, de entonar el mea culpa, de las depuraciones dentro de los partidos, de los movimientos de silla, de volar cuchillos en las sedes de los grandes, de reproches y victimismos, pasan rápido y comienza una nueva etapa. Ya hay dos partidos en este juego de la regeneración, y la duda es si se incorporarán también los clásicos PP y PSOE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s