“Del ‘médicos contra médicos’ de la Administración, al ‘médicos que cuidan de los médicos’ de @AMYTSMEDICOS”, por @jezquerra57

EDITORIAL. “Del ‘médicos contra médicos’ de la Administración, al ‘médicos que cuidan de los médicos’ de AMYTS”, por Julián Ezquerra

Decía el gran Charles Chaplin que “Errar es de humanos, pero echarle la culpa a los demás es más humano todavía”. Tenemos nuevo Gobierno en Madrid, y también nuevo Consejero de Sanidad. Con 4 años por delante -bueno, mejor dejémoslo de momento en unos meses hasta Noviembre-, ¿asistiremos a un cambio? ¿Veremos reconocer culpas? ¿Será más de lo mismo?

En nombre de AMYTS hice llegar al nuevo Consejero una carta en la que le recordaba los muchos y graves problemas que tenemos, así como las exigencias que, como organización que representa laboralmente a los facultativos, demandamos sean resueltas. Son muchas, y no es necesario recordarlas de nuevo. Pero hay algo que tengo que decir, sobre todo por ser un problema que, afectando a los compañeros, tiene su origen en las absurdas decisiones, los errores o, por decirlo con mas llaneza, las “chapuzas de la Administración”.

Todo lo relacionado con las OPEs, las pasadas y las que están por celebrarse, son objeto de problemas. Y todos ellos derivados de la tozudez de la Administración, de la falta de diálogo con los representantes de los facultativos, de la creencia de estar siempre en posesión de la verdad, “su verdad”. Me explico.

Comenzamos por las secuelas de aquella OPE de Médicos de Familia y Pediatras de Atención Primaria que generó un rio de noticias, críticas, y consecuencias indeseables para algunos médicos. Tener los Tribunales de las Oposiciones bajo el mas recio control de la Administración, por mucho que luego se quiera disfrazar la realidad con la manida frase “el Tribunal es soberano”, no permitiendo que al menos exista un vocal en representación de los trabajadores, hace que la responsabilidad de todo, lo bueno y, por supuesto, también lo malo, sea única y exclusivamente de la Administración. Las OPEs anteriormente mencionadas fueron el origen de algo que está generando problemas a los compañeros afectados y a quienes les representan, pues han derivado en reclamaciones judiciales de unos médicos contra otros. Lo mismo puedo decir de enfermería, aunque no sea el objeto de nuestra representación.

Estamos en un estado democrático y de derecho, dónde los ciudadanos pueden hacer uso de los recursos a los Tribunales de Justicia que la Ley les concede. Y, por suerte, los facultativos tenemos una organización sindical profesional, en la que la afiliación es voluntaria, en la que se prestan servicios a los afiliados, y en la que las normas democráticas son respetadas al máximo. Organizaciones totalitarias, con pensamiento único, en las que se impone y no se da libertad, no son las que queremos.

AMYTS tiene miles de afiliados, y entre los servicios que presta está la Asesoría Jurídica, a la que todo afiliado tiene el derecho de recurrir. Por desgracia, las citadas OPEs han generado recursos judiciales con intereses contrapuestos, y todos los casos tienen derecho a la defensa. La ética y la deontología profesional, así como la incompatibilidad de defender en el mismo caso a una o a otra parte por el mismo letrado, hace que los propios abogados no incurran en esta situación. Abogados diferentes para cada caso y nunca uno defendiendo lo blanco y a la vez lo negro. Y no es de recibo que la Administración haga ver que una organización como la nuestra presenta demandas contra compañeros. No es así. Cada demandante presenta su reclamación ante la Administración. ¿O es que alguien ha vista denegado por AMYTS un recurso de alzada? No, ¿verdad? AMYTS a través de sus abogados, interpone recursos contra decisiones de la Administración, en nombre de los interesados.

No confundamos las cosas. Como AMYTS si hemos demandado a la Administración por el Plan de Ordenación de RRHH, o por el modelo de aplicación de jornada, o contra el acuerdo por el que se hacen interinos solo a unos pocos y no según los acuerdos de 2007, por citar algunos ejemplos. Pero nunca, insisto, nunca contra compañeros.

No es la primera vez que ocurre esto. Vivimos una situación parecida con ocasión del plan de reordenación de recursos humanos que se puso en marcha con la apertura de los nuevos hospitales. Vivimos casos de expedientes o denuncias cruzadas entre afiliados, o reclamaciones por plazas que implican a otro compañero afiliado. Son casos para nada excepcionales. Y desde luego, AMYTS en ningún caso caerá en la tentación de imponer el pensamiento único, o arrogarse la capacidad de decidir lo que es conveniente o no para un afiliado. En ocasiones tendremos que hacer un gran esfuerzo para explicar algunas cosas, pero eso no impedirá que actuemos con criterios de absoluta independencia y siempre en defensa de todos y cada uno de nuestros compañeros. En ocasiones se toman decisiones que pueden ser no aprobadas por todos, pero se hacen por el bien de la mayoría. Un ejemplo reciente ha sido la petición por parte de AMYTS de una oposición con examen tipo test, con un temario concreto y conocido, que es el modelo más objetivo de los que conocemos, aún sabiendo que muchos compañeros preferirían otro que les sea más beneficioso para su caso personal.

Esto que está pasando ahora, por desgracia, veremos si no se repite de nuevo con ocasión de la celebración de las nuevas OPEs, en las que una vez más, la Administración ha impuesto un criterio para superar la fase de oposición que ocasionará más de una reclamación, y como siempre con afectación de compañeros. Y otra vez mas veremos cómo el error de la Administración hará que se eche la culpa a los tribunales “soberanos”, y dará lugar a nuevos enfrentamientos entre médicos. Esto será objeto de dialogo con el Consejero, al que ya le hemos comunicado este problema y del que esperamos comprenda que no se puede seguir, desde la Consejería, generando problemas y mirando a otro lado.

Que no nos engañen, que no logren que el “divide y vencerás” cale entre nosotros. El error, y echar las culpas a otros, es de la Administración. Tenemos que demostrar que somos más, somos mejores, y que no nos engañan con sus artimañas. Y por supuesto, aunque lo diga Charles Chaplin, echar la culpa a los demás será muy humano, pero en esta ocasión es injusto y propio de una Administración incapaz de hacer algo coherente y acordado con los profesionales.

Julián Ezquerra Gadea
Médico de familia. Secretario General de AMYTS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s