E-revista de @amytsmedicos: “Gamificación de casos clínicos”, por la Delegación CEEM en la Universidad Francisco de Vitoria

EL PORVENIR DE LA PROFESIÓN. “Gamificación de casos clínicos”, por la Delegación CEEM en la Universidad Francisco de Vitoria

Las asignaturas de “formación básica”, “troncales” o “clásicas” son aquellas que recogen los fundamentos básicos de una rama de conocimiento concreta. En el Grado en Medicina, dentro de estas disciplinas destacarían: Anatomía, Fisiología, Bioquímica o Embriología, aunque se incluyen también asignaturas como Genética o Biología. La mayoría de estas materias se cursan durante los dos primeros años de carrera, es decir, durante la etapa preclínica.

Los alumnos suelen percibir estas ciencias y estos dos primeros años de carrera como una etapa aburrida que hay que superar y en la que se adquieren unos conocimientos teóricos y sin relevancia clínica. Esta visión negativa puede desembocar en la pérdida de ilusión por parte del alumno, con la consiguiente dificultad para aprobar debido al rechazo que les provoca la asignatura.

Presentación del caso clínico
Para evitar que el alumno de Medicina se desanime y facilitar que vea la importancia de estas asignaturas en la práctica clínica se puede llevar a cabo un caso clínico transversal al finalizar los primeros cursos académicos. En mayo de este año, los alumnos de 1º de Medicina de la Universidad Francisco de Vitoria han dado comienzo a esta iniciativa de innovación docente.

El método consiste en la “gamificación” de casos clínicos, es decir, una formación a través de juegos y por medio de casos médicos. Se plantea de este modo un caso clínico apto para su nivel de conocimientos en el que el alumno tiene que poner en juego todo lo aprendido en estas asignaturas.

Valoración de pruebas complementarias
Para llevar esto a cabo, los profesores implicados en dichas temáticas grabaron un vídeo que simulaba una consulta real. Este vídeo fue presentado a los alumnos junto con otras pruebas médicas como RX, análisis de sangre o genéticos etc., a partir de los cuales el alumno debía obtener e interpretar la información necesaria para diagnosticar el caso clínico.

La resolución del mismo se realizó en grupos. De esta forma, se fomentó el trabajo en equipo, realizando un aprendizaje colaborativo y dinámico. Para evaluar al alumno se le pidió que rellenase una serie de cuestionarios con preguntas relevantes que requerían de la interpretación de las pruebas o la búsqueda de información en bases de datos científicas. De esta forma se fomentó la proactividad del alumno en la búsqueda de soluciones ante un problema determinado.

Los objetivos de esta actividad eran, por un lado, que el alumno percibiera la transversalidad y el sentido clínico de las materias del primer curso y, por otro lado, que integrara y relacionara los conocimientos adquiridos en las distintas disciplinas, evitando así que se convirtieran en compartimentos estancos de conocimiento.

Tras la realización de esta actividad las conclusiones obtenidas fueron:

Por parte de los profesores, esta actividad consiguió promover el trabajo en equipo tanto del profesorado como de los alumnos, fomentando el encuentro entre profesores, entre alumnos, y entre profesores y alumnos, sentando las bases del acercamiento de ideas como método para resolver situaciones clínicas, además de permitir a los docentes evaluar la aplicación e integración de los conocimientos enseñados durante el curso y aplicarlos en la resolución de un caso clínico real.
Los alumnos, por su parte, concluyeron que la actividad les había resultado muy útil para visualizar la interrelación y relevancia clínica de las asignaturas cursadas a lo largo del año. Se valoró muy positivamente la realización de dicha actividad porque les permitía verse envueltos en un ámbito diferente de trabajo que simulaba la práctica clínica que experimentarán en años venideros.
Además esta actividad supuso un reto ético ya que algunos alumnos se dieron cuenta de que el proceder del médico no siempre es el adecuado con el paciente y su familia. Este hecho, además, permite al alumno no solo crecer en el aspecto más clínico y científico de la Medicina, sino también en su cara más humana.
Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM)
Delegación de Alumnos, Universidad Francisco de Vitoria, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s