FORMACIÓN @AMYTSMEDICOS. Conceptos clínicos básicos sobre exploración funcional respiratoria (y 4)

http://amyts.es/exploracion-funcional-respiratoria-y-4/

FORMACIÓN MÉDICA ACREDITADA. Conceptos clínicos básicos sobre exploración funcional respiratoria (y 4)

0

145 Pulmones 3x3 cmLogo AMYTS          Logo RMM

CONCEPTOS CLÍNICOS BÁSICOS SOBRE EXPLORACIÓN FUNCIONAL RESPIRATORIA

J. García García, J. García de Pedro.
Hospital Universitario Gregorio Marañón. Facultad de Medicina, Universidad Complutense de Madrid.

 

Bloque 4. LA EXPLORACIÓN FUNCIONAL RESPIRATORIA EN LAS PRINCIPALES PATOLOGÍAS NEUMOLÓGICAS

  • Una vez comprendida la utilidad de las pruebas básicas de exploración funcional respiratoria, la utilización de pruebas como la fracción espirada de óxido nítrico, la medición de volúmenes pulmonares o los test de difusión pueden facilitarnos la orientación diagnóstica de las patologías neumológicas más importantes.

Ya se han referido las indicaciones generales de la pruebas de función respiratoria, en este capítulos vamos a revisar estas pruebas en las patologías neumológicas más frecuentes.

Enfermedades de la vía aérea

Las dos enfermedades más frecuentes son el asma y la EPOC. Ante un paciente con sospecha clínica de asma es fundamental la realización de una espirometría basal y tras broncodilatador con el fin de objetivar una obstrucción completamente reversible de la vía área1. Si la espirometría basal es normal y la prueba broncodilatadora es negativa es necesario hacer una prueba de provocación bronquial (metacolina o ejercicio) con el fin de diagnosticar la hiperreactividad bronquial. La presencia de niveles elevados de FENO (>35-50 ppm) en el aire exhalado sugiere una buena respuesta a los corticoides inhalados2. En el seguimiento de los pacientes con asma también tiene una gran utilidad la realización de la espirometría y la determinación del FENO (si este persiste elevado hay que sospechar incumplimiento terapéutico)3. Esta estrategia diagnóstica también es de utilidad en el estudio de tos crónica con radiografía de tórax normal, además de descartar otras causas como reflujo gastroesofágico.

En cuanto a la EPOC, la espirometría tiene la clave diagnóstica al confirmar la presencia de una obstrucción no totalmente reversible con un FEV1/FVC postbroncodilatador inferior al 70 % o al límite inferior de la normalidad4, en pacientes expuestos a la inhalación de humos o gases tóxicos. La espirometría también es útil en el seguimiento de estos pacientes (pérdida mantenida de más de 30-40 ml al año de FEV1 sugiere la presencia de enfisema, tabaquismo, tratamiento insuficiente o frecuentes exacerbaciones), en el establecimiento de la gravedad y con fines pronósticos5. El test de difusión es útil para diferenciar el enfisema (disminuido) de la bronquitis crónica y también del asma (normal o aumentado). La determinación de volúmenes pulmonares mediante pletismografía nos ayuda en el diagnóstico de la hiperinsuflación. En ciertos pacientes EPOC, sobre todo los que tiene un fenotipo mixto asma EPOC, la determinación de niveles elevados de FENO sugieren la presencia de inflamación eosinofílica y una mejor respuesta a los corticoides inhalados6.

Enfermedades intersticiales difusas

Las PFR se deben encuadrar en el contexto clínico radiológico. Suelen cursar con restricción en la espirometría (FEV1/FVC superior al 70% con FVC inferior al 80%) que se confirma en la pletismografía. La difusión está disminuida y sirve para diferenciar de otras patologías que cursan con restricción como las enfermedades de la pared torácica. La capacidad vital, la DLCO y la desaturación con el ejercicio (en la prueba de marcha o en la prueba de esfuerzo cardiopulmonar) tienen capacidad pronóstica en este tipo de enfermedades7.

Enfermedades vasculares pulmonares

En la valoración inicial de estos pacientes hay que realizar una espirometría y prueba de difusión como parte del diagnóstico diferencial con otras entidades. La espirometría puede ser normal y la difusión suele estar disminuida8.

Enfermedades neuromusculares

Suelen cursar con un patrón restrictivo en la espirometría con un descenso de más del 25% en la capacidad vital en decúbito respecto a sentado. Las presiones musculares máximas (PIM y PEM) están indicadas en el diagnóstico y seguimiento de estas patologías, sobre todo en las que cursan a brotes9.

Otras circunstancias

En el estudio de disnea de causa no aclarada o desproporcionada a la alteración ventilatoria es necesaria la realización de una prueba de ejercicio cardiopulmonar para medir la capacidad aeróbica del sujeto así como detectar si existe alguna alteración en los sistemas implicados en la realización del ejercicio3.

En la Figura 9 se muestra un algoritmo simplificado de cómo interpretar las PFR en la práctica clínica.

 

Algoritmo
Figura 9. Algoritmo práctico de interpretación de las pruebas de función respiratoria en la patología neumológica habitual

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.- Kannel WB, Lew EA, Hubert HB, et al. The value of measuring vital capacity for prognostic purposes. Trans Assoc Life Insur Med Dir Am. 1980; 64:66-83

2.- Young RP, Hopkins R, Eaton TE. Forced expiratory volume in one second: not just a lung function test but a marker of premature death from all causes. Eur Repir J 2007; 30:616-622.

3.- Gómez Medieta MA, García Río F. La exploración funcional respiratoria en el siglo XXI. En Monografías Neumomadrid vol XVIII Exploración funcional respiratoria. Editorial ERGON. 2011;7-12.

4.- Puente Maestu L. Manual SEPAR de procedimientos. Módulo 3. Procedimientos de evaluación de la función pulmonar. Luzán 5 SA. 2002.

5.- Miller MR, Crapo R, Hankinson V, Burgos F and col. ATS/ERS Task Force: Standardisation of lung function testing. General considerations for lung function testing. Eur Respir J 2005; 26:153-161

6.- Puente Maestu L, García de Pedro J. Las pruebas funcionales respiratorias en las decisiones clínicas. Arch Bronconeumol. 2012; 48(5):161–169.

7.- Pellegrino R, Viegi G, Brusasco V, et al. Interpretative strategies for lung function tests. Eur Respir J 2005; 26: 948–968.

8.- Gonzalez Mangado N, Rodriguez González Nieto MJ, Gómez Seco J. Capacidad de difusión. En Monografías Neumomadrid: Exploración Funcional Respiratoria. 2011:45-59.

9.- Polkey MI, Green M, Moxham J. Measurement of respiratory muscle strength. Thorax 1995; 50:1131-5.

10.- Palange P, Ward SA et al. Recommendations on the use of exercise testing in clinical practice. Eur Respir J. 2007;29:185-209.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La visión crítica de un médico sobre el "sistema". Dar opinión y comentar la información, sobre todo sanitaria, pero no exclusivamente. Me interesa lo que sucede y el entorno.

A %d blogueros les gusta esto: