Editorial de la e-revista de @AMYTSMEDICOS: “Mirando al futuro”, por @jezquerra57

http://amyts.es/mirando-al-futuro-julian-ezquerra/

EDITORIAL. “Mirando al futuro”, por Julián Ezquerra

0

173 Manos unidas 3x3 cm

No deis importancia al número, sino a la unidad de las fuerzas
Giuseppe Mazzini.

El pasado 30 de Mayo se vivió un acontecimiento que puede ser el inicio de un cambio profundo, una esperanza para nuestros pacientes y para todos los profesionales. En la sede del Colegio de Médicos de Madrid se celebró una rueda de prensa con presencia de los máximos responsables de tres organizaciones profesionales que representan de forma clara a la profesión en sus diferentes vertientes.

Se planteó algo diferente. Se habló de dignidad, de respeto, de trabajo, de pacientes y de condiciones necesarias para que se pueda ejercer con calidad. Reconocimiento al profesional, reconocimiento al paciente. Un binomio que debe ser respetado y que en su seno entraña algo tan importante como la relación médico-paciente, que el presidente de honor de la CESM, Dr. D. Patricio Martínez, en el XII Congreso Confederal de esta organización defendió sea declarado patrimonio inmaterial de la humanidad. Algo importante y de gran valor humanista e hipocrático.

Los médicos y todos los facultativos deseamos que el paciente sea el centro sobre el que gravite el Sistema Sanitario. Y junto a él, en su defensa, acompañándole en su sufrimiento, para darle apoyo y alivio, está el médico. Perdonadme que personalice, pero es válido para todos los facultativos.

¿Qué fue lo más relevante de lo sucedido en la rueda de prensa? Pues a mi juicio, y como bien decía Giuseppe Mazzini, no era el número sino la unidad. Una unidad en defensa de un fin común. En defensa de una profesión y unos pacientes que están sufriendo un trato inadecuado y hasta la sensación de ser mas súbditos de quienes nos mandan que depositarios de la soberanía, del conocimiento, de la propiedad de un preciado bien.

Esa foto, esos mensajes, y la fuerza de los mismos han causado en cierto ambiente mucha preocupación. Y no es porque seamos muchos, al fin y al cabo somos solo unos miles de profesionales, y con ellos, y eso es lo que les preocupa, todos los pacientes. Lo más relevante era la sensación de unión, de un fin común, sin fisuras.

Debemos aprovechar el cambio de filosofía, el paso de un sistema de beneficencia a uno de derechos sociales, la fuerza del conocimiento de los profesionales, y la unión de estos con sus pacientes. Cambiar de bando la preocupación. Que ya no sea el ciudadano, el paciente o el profesional el que piense en qué nueva medida, nuevo recorte, nuevo copago, etc. nos impondrán, sino al contrario, que sean otros los que piensen y teman por lo que puedan hacer los depositarios del voto y del conocimiento.

No quisiera dejar pasar en esta reflexión la desafortunada interpretación que el Consejero hace de esta unión, de esta realidad. Habla de diálogo, habla de negociación, habla de humanización, profesionalización, y habla de “electoralismo”. Se hace necesario hacer un poco de historia: meses de Gobierno, meses de hablar no bajo el dialogo, sino como monólogos; meses de escuchar siempre las mismas cosas, las mismas frases, pero ninguna solución, ninguna respuesta a nuestras legítimas demandas; meses de hacer oídos sordos a la “soberanía popular” que, mediante mandatos en la Asamblea de Madrid, habla y acuerda. Nada es posible en esta Comunidad, a diferencia de otras CCAA. Y tiene la desvergüenza de hablar de electoralismo, cuando ni pacientes ni profesionales se presentan a unas elecciones, cuando entre los mismos se reproduce el espectro de voto de la sociedad, cuando el rédito electoral es la seña de identidad del político, no del profesional o paciente.

En esta situación, y llegado este momento donde los profesionales dicen basta ya, se convocan unas concentraciones a las puertas de todos los centros sanitarios, en las que exteriorizar nuestro malestar, nuestra preocupación por la situación, y evidenciar públicamente que queremos cambiar las cosas, que dejen a los profesionales trabajar y preocuparse por los pacientes, y que sean estos con sus inseparables cuidadores los que realmente sean el centro del sistema.

Si crees en ello, si piensas que ha llegado el momento de alzar la voz, acude y respalda estas concentraciones. Por ti, por tus pacientes, contigo y con todos ellos: no importa el número, esta unión nos hará fuertes.

Julián Ezquerra Gadea
Secretario General de AMYTS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La visión crítica de un médico sobre el "sistema". Dar opinión y comentar la información, sobre todo sanitaria, pero no exclusivamente. Me interesa lo que sucede y el entorno.

A %d blogueros les gusta esto: