Ultima entrega de la e-revista de @AMYTSMEDICOS. Volvemos en septiembre

Carrusel-E-Revista-316

E-REVISTA nº 316, 28 de julio 2019

***

“Rechazar “la joya de la corona” dice mucho de quien lo hace”. Nuevo artículo en @redaccionmedica. Gracias

Dice el refranero que “no se ganó Zamora en una hora”, y así es. Nuestra política, la de actualidad, esa que afecta a nuestro día a día, esa que nos debe hacer más fácil y cómoda la vida diaria, esa de la que todos hablamos y opinamos, de la que somos expertos como cualquier “tertuliano”, vive un momento complicado y, derivado de ello, estamos viendo las miserias y las entrañas de nuestros políticos.   

Gobiernos de España y de CCAA pendientes de posibles acuerdos, dejan en suspenso la constitución de gobiernos, aunque curiosamente todo sigue funcionando sin más problemas de los habituales. Esto es una muestra palpable de la, hasta cierto punto, inutilidad de los gobernantes; inutilidad en todos los sentidos, que son bastante inútiles y que además son prescindibles.

De todo esto, lo que más me ha sorprendido, como afectado por el entorno sanitario, es la poca ilusión, importancia, peso o atractivo que tiene la Sanidad. El Ministerio de Sanidad, con pocas competencias en cuanto a gasto, pero con infinitas posibilidades de gestionar desde la cohesión del Sistema, no parece importarle a nadie. La “negociación” entre PSOE y Podemos para intentar llegar a un acuerdo de cara a configurar un gobierno de coalición, ha demostrado que a ninguno le interesa la Sanidad. Los unos la ceden con facilidad y a los otros no les interesa y la consideran un “botín menor”, una silla de medio pelo.


La investidura fallida “es una muestra palpable de la inutilidad de los gobernantes”

Eso sí, no hay día en el que no se hable de la gran Sanidad Pública que tenemos, lo buena que es, la universalidad, la grandeza del Sistema. Para colgarse medallas y ponerse al frente de éxitos les falta tiempo, pero para asumir sus competencias dándole la importancia que tiene, para eso, no hay tiempo ni ganas.

No sé qué pasará con las negociaciones, no sé si habrá Gobierno en septiembre o nuevas elecciones en noviembre, pero lo que si sé a ciencia cierta es que la Sanidad no le importa a ninguno. Menos mal que quedan los profesionales, los verdaderos responsables de hacer que el Sistema funcione, a pesar de quienes lo gestionan.

Hay retos por delante muy importantes. Aumentar el PIB dedicado a Sanidad, mejorar la cohesión del Sistema, dar respuesta a los graves problemas de falta de profesionales y la gran precariedad que sufrimos, mejorar las infraestructuras, adecuar las condiciones laborales a lo que se necesita, terminar por resolver las macros OPEs pendientes, los traslados, adecuar las especialidades a la realidad (urgencias, infecciosas…etc.), cartera de servicios única y coordinada, calendario único de vacunación…etc. Demasiadas cosas pendientes y pocas expectativas de solución. Equipos ministeriales de corta duración, cambios permanentes, proyectos a medias, todo por hacer, y los grandes dirigentes políticos jugando con la Sanidad como moneda de cambio, y encima nadie la quiere. 

¿Hasta cuando seguiremos así? Si los profesionales actuáramos de esta forma tendríamos serios problemas, nos acusarán de dejación de funciones, de “vaguear y escaquearnos”, pero que esto lo hagan nuestros insignes dirigentes políticos lo vemos como normal. Qué pena, al final el refranero es muy cierto, Zamora no se tomó en una hora.

 

Nueva e-revista de @AMYTSMEDICOS. No te la pierdas

Carrusel-E-Revista-315

E-REVISTA nº 315, 15 de julio 2019

***

Como cada domingo, ya tenemos disponible la nueva e-revista de @AMYTSMEDICOS

Carrusel 314

E-REVISTA nº 314, 14 de julio 2019

***

Como cada domingo, magnífica e-revista de @AMYTSMEDICOS

Carrusel-E-Revista-313

E-REVISTA nº 313, 07 de julio 2019

***

Nueva e-revista de @AMYTSMEDICOS. Un domingo mas a tu disposición

Carrusel-E-Revista-311

E-REVISTA nº 311, 23 de junio 2019

***

“Cuadrar el círculo”, nuevo artículo gracias a @redaccionmedica

La ‘cuadratura del círculo’ aparece ya en el Papiro Rhind, del antigüo Egipto, y es un problema no resuelto. Es un término sinónimo de algo imposible de realizar.

Llega el verano y con él la clásica polémica de la Sanidad, los cierres de camas, las vacaciones del personal, la falta de suplentes, etc. Esta situación no es nueva y sin embargo genera las mismas discusiones y polémicas cada año. Es imposible cuadrar el círculo.

La Sanidad es algo muy serio, que afecta a toda la población, que genera intereses contrapuestos y que, en ocasiones, tiene problemas de casi imposible solución. Derecho a ser atendido por el sistema sanitario y derecho de sus trabajadores a vacaciones. Ambos derechos son importantes, ambos deben respetarse y ambos están obligados a convivir.

La sociedad en la que vivimos, los hábitos, la organización social, hace que el periodo vacacional por excelencia sea el del verano. Los ciudadanos “veranean”, los colegios cierran por verano, los empleados sanitarios si quieren conciliar deben tomar sus vacaciones en los meses de verano. Y aquí está el gran problema.


“Las enfermedades, las urgencias, las necesidades asistenciales no toman vacaciones”

Las enfermedades, las urgencias, las necesidades asistenciales no toman vacaciones. Los centros sanitarios, con sus consultas, sus equipos, sus camas, sus quirófanos, siguen siendo necesarios en verano. Y ahí están, no desaparecen. Pero estas estructuras físicas no funcionan solas, necesitan personal que las haga funcionar, que las utilice. Pacientes candidatos a beneficiarse de ello siempre hay. Las listas de espera, más allá de las meramente estructurales y “necesarias” para tener un sistema eficiente, las conocemos y son cada día más numerosas. Es decir, tenemos estructuras y pacientes, dos de los actores fundamentales en el sistema sanitario.

Pero hay un tercero, imprescindible también, el personal sanitario. Podemos dotarnos de macrohospitales, centros de salud, equipamientos de alta tecnología, Robot Da Vinci, etc., pero si no hay personal no valen para nada. Y este es el gran problema. Plantillas mal dimensionadas, escasez de determinados profesionales, dificultad para reemplazar ausencias, hacen que el sistema se resienta con motivo del ejercicio del derecho al descanso de los sanitarios.

Hay determinadas categorías, en concreto los médicos, que cuentan con los efectivos justos para asumir malamente el día a día y en condiciones cada vez más difíciles. Llegado a este punto me planteo las siguientes preguntas:

– ¿Hay suficientes médicos?

– ¿Se forman los necesarios?

– ¿Hay plazas MIR para todos?

– ¿Qué hacen los que terminan?

– ¿Cuántos se pierden por huir de las malas condiciones laborales que ofrecemos?

– ¿Hay planificación a corto, medio y largo plazo?

– ¿Algún organismo público hace un análisis riguroso de la situación?

Podría plantear otras muchas preguntas, y las respuestas serían las mismas. No hay datos fiables, no hay información rigurosa, no hay análisis serio, no hay planificación adecuada. Y si la hubiera, ¿dónde están?

Pasará el verano, con sus demandas, quejas y reclamaciones, sus denuncias en medios de comunicación, sus malos momentos para pacientes y profesionales, las noticias que llenan telediarios y medios digitales, los momentos álgidos noticiables, y volveremos al otoño, la normalidad, lo de siempre. Y lo haremos sin dar respuesta a las preguntas, sin hacer nada más que esperar a que ‘escampe’ y llegue el siguiente brote problemático, la gripe. Así, año tras año. Seguiremos sin cuadrar el círculo. Y sin, al menos, intentarlo.

Nueva e imprescindible e-revista de @AMYTSMEDICOS

Carrusel-E-Revista-310

E-REVISTA nº 310, 16 de junio 2019

***

Ya tenemos disponible la nueva e-revista de @AMYTSMEDICOS, para acompañar esta estupenda mañana de domingo

Carrusel E-Revista 309

E-REVISTA nº 309, 09 de junio 2019

***

Ya está disponible la nueva e-revista de @AMYTSMEDICOS, el imprescindible de cada domingo

Carrusel-E-Revista-308

E-REVISTA nº 308, 02 de junio 2019

***

La visión crítica de un médico sobre el "sistema". Dar opinión y comentar la información, sobre todo sanitaria, pero no exclusivamente. Me interesa lo que sucede y el entorno.